...ante la ausencia, no se puede construir nada!!

...ante la ausencia, no se puede construir nada.

viernes, 23 de marzo de 2012

ESTILO NÓRDICO

Diseño, amplitud, claridad, blanco sobre blanco, grandes ventanales que permiten la entrada de luz de la forma más pura , muebles sin artificios, colocados a conciencia; estas serán algunas de las características de un estilo de decoración en el que reinan sencillez y comodidad.
Espacios diáfanos en los que desaparecen puertas, ocasionando la unión de diferentes salas, como el caso de las dos viviendas anteriores; en las que se comunican recibidor y salón. Es buena idea si queremos aportar  luminosidad y amplitud, rasgos que se incrementan pintando las paredes en tonos claros, predominantemente el blanco y no sobrecargando con muebles y objetos. 
Acomodados en un butacón, junto a un ventanal que da paso a la luz natural de la calle, rodeados de una decoración sobria en colores neutros, nos adentramos en la lectura más profunda.¿ Qué mejor forma de pasar el tiempo, no creéis ?.
Una decoración en la que reina el blanco, ya sea tanto en paredes como en el mobiliario. El color viene de la mano de grandes cuadros de pintura abstracta o de algún motivo decorativo. Muebles de líneas rectas y depuradas en los que el toque diferente y el diseño lo ponen las lámparas y las sillas, como la silla tower o la silla Barcelona.
Otros rasgos característicos del estilo nórdico serán sus techos de doble altura y el suelo, en el que se utilizará tarima en tonos claros. Una decoración limpia, de espacios despejados, sencillos y elegantes. 
Si algo tenemos que destacar de este tipo de decoración, es el buen gusto y el diseño. Podemos aportar un toque diferente con muebles más clásicos, como este diván, un sillón chester o un butacón Luis XV.
 
Contraposición de ideas en estas tres fotografías, desde las sillas en acrílico, hasta la mesa de mármol, pasando por la vajilla de porcelana, y finalizando con las majestuosas lámparas de diseño.
Doy paso a las habitaciones, uno de los lugares principales del hogar. Al igual que lo mencionado anteriormente, este espacio sigue las mismas pautas. Colores claros, muebles de líneas sencillas, naturalidad. Se prescinde de cabeceros y de cualquier objeto estridente o que sobrecargue la estancia. Las paredes tan sólo se adornan con cuadros o fotografías en blanco y negro.
Otro punto clave, será la cocina. Decorada dentro de los parámetros seguidos por el resto de la vivienda. No destaca ninguna particularidad de las mismas. Muebles de madera en tonos blancos o nogal, sillas y lámparas modernas y luz, mucha luz natural.
Convertir el todo en uno. Podemos hacer de un apartamento de espacio reducido un lugar amplio, cálido, confortable. Suprimimos la privacidad para dejar una única habitación en la que todo se ve y nada se esconde. Una idea fresca, juvenil y económica.

Si hay un lugar en el que podamos encontrar cualquier objeto, mobiliario o idea para decorar nuestro hogar de esta forma y de una manera más que económica es IKEA (www.ikea.com).

Como siempre, espero que disfrutéis con este post. 
Mil besos.
Lau




viernes, 2 de marzo de 2012

PAREDES DE PAPEL

Revestimientos como el empapelado o conocido como papel pintado para paredes, son la opción sencilla, versátil y económica para renovar ambientes del hogar.
 Se trata de un elemento eterno que no pierde su vigencia, aportando belleza, calidez y un toque diferente a la estancia.
El papel pintado tiene la ventaja de disimular pequeñas imperfecciones que haya en la pared, a la vez de proteger, aislar y decorar la misma.
Un frontal atrevido y cargado de color acompañado de muebles minimalistas y mucha luz, no deja indiferente a nadie.
En decoración al igual que en moda, vuelven las tendencias anteriores. Si en los años 60 punto clave en los interiores eran, el papel pintado, el color y los detalles geométricos, actualmente formarán parte de la decoración, incorporando un aire vintage y retro al hogar. 
En este salón adquieren protagonismo todos los elementos empleados, la escalera de caracol por su diseño, la pared en la que se mezclan el original papel pintado y ladrillo visto, y los objetos como la lámpara de pie, el reloj, o el flexo de pared envejecido.
Mismos tonos en muebles y papel pintado, creando así un ambiente cálido y sofisticado.
RINCONES
No sólo el empapelado decora grandes paredes, ni las estancias principales, también se utiliza en pequeños espacios para dar un toque diferente.


Varios ejemplos de empapelados atrevidos, en los que destaca la base negra. Resultan originales si no se emplean en exceso.



Estampados florales, colores suaves y alegres, son una apuesta ganadora en decoración. Aportan vitalidad y frescura a la estancia.

Rincones elegantes en los que el punto fuerte viene de la mano del papel pintado, diferentes tonos, texturas y estampado, pero ninguno menos importante que el contrario.

HABITACIONES
   Parte importante de la casa, serán las habitaciones. Decoradas de una manera más personal, se trata de un espacio para relajarse y descansar. Debemos descartar los colores chillones o llamativos, y los estampados demasiado recargados, creando una atmósfera acogedora. 
Podríamos destacar la ausencia del cabecero, aunque ha sido una buena opción, ya que se recargaría mucho la pared. Se ha utilizado un espejo antiguo de pie, en tonos cobre, en lugar de la mesilla de noche. Los tonos pasteles y el estampado del papel son una elección acertada.
Dos habitaciones rodeadas de romanticismo. Luminosidad y tranquilidad de la mano de muebles clásicos acompañados de colores como el blanco y el crema. Los empapelados florales con detalles, como pájaros y  jaulas aportan un ápice diferente. 
Dibujos, colores vivos, estampados divertidos ,serán la principal elección en papel pintado para revestir las habitaciones de los más pequeños. Algunos tipos de empapelado vienen acondicionados para que los niños dibujen en ellos, es una opción para despertar su creatividad.